Consejos para limpiar superficies de acero inox.

Las superficies de acero inoxidable son muy resistentes a las manchas y al deterioro. Por este motivo se las utiliza en ambientes hostiles y extremos, tanto en casa como en la industria. Las cocinas industriales, los tanques, el mobiliario urbano y las herramientas de trabajo se ven expuestos en el día a día a grasas, pintura, calor, suciedad y muchos otros agentes atmosféricos que pueden dañar la apariencia del acero inoxidable, sin embargo, para la mayoría de estos casos hay una solución fácil, rápida y barata con los productos de limpieza adecuados.

  • Limpieza diaria de suciedad ligera.

Usa nuestro detergente para acero inoxidable y agua caliente para limpiar suciedad ligera. Aplica un trapo suave o una esponja limpia, enjuaga con agua limpia y seca con cuidado. Con marcas más difíciles utiliza solventes como alcohol desnaturalizado.

  • Manchas de aceite y grasa.

Para eliminar las trazas de sustancias oleosas puedes utilizar disolventes tales como alcohol desnaturalizado y alcohol isopropílico. En superficies que no entran en contacto directo con alimentos.

  • Suciedad difícil, descoloramiento, manchas de agua, oxidación

Utiliza detergentes suaves y no abrasivos. Aplica con un paño o una esponja y enjuaga con agua limpia. Evita las pastas abrasivas y los productos que contienen cloro.

  • Comida quemada o carbonizada, manchas de té o café

Deja en remojo las ollas en agua hirviendo y nuestro  detergente. Luego, quita la suciedad del acero con un cepillo con cerdas de nailon. Repite si es necesario, pero ten cuidado porque los cepillos pueden rayar superficies pulidas. Finalmente, limpia con agua y jabón liquido. Las manchas de té o café solo necesitan de agua caliente y bicarbonato de sodio para desaparecer. Esta solución puede aplicarse con un paño suave o esponja. Al final, enjuaga con agua limpia.

  • Incrustaciones de cal, cemento o yeso

Aplica una solución de agua caliente y ácido fosfórico al 10 o 15 % en volumen. Neutraliza con amoníaco diluido, enjuaga con agua limpia y luego seca. Para quitar manchas de cal también puedes usar una parte de vinagre en tres partes de agua, un cepillo con cerdas de nailon y algunos detergentes específicos que se encuentran en el mercado. Ten mucho cuidado si utilizas productos a base de ácido clorhídrico.

  • Suciedad incrustada o herrumbre localizada.

La herrumbre del acero de construcción, no inoxidable, puede manchar el acero inoxidable. Las partículas de hierro generadas por soldaduras, limaduras, virutas, etc., impiden la natural pasivación del acero. De esta forma se genera la herrumbre, que los casos más graves puede volverse corrosión localizada. Para quitar estas manchas existen productos específicos.

En alternativa, utiliza una solución al 10% de ácido fosfórico, luego limpia con amoníaco diluido y enjuaga.

PRECAUCIONES

  • No utilices objetos afilados o puntiagudos que puedan dañar las superficies.
  • No uses sustancias abrasivas o que contienen cloro como lejía. Antes de limpiar con sustancias agresivas, haz una prueba en un punto no visible.
  • Si utilizas cepillos de metal, deben ser de acero inoxidable para evitar contaminaciones.
  • Usa siempre equipo de proteccion para tu cuerpo guantes y lentes de proteccion.
  • Mantener siempre alejados a los niños del area donde procederas a limpiar.

Y recuerda siempre preguntar por nuestros productos de limpieza. Call center: 75582000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *